jueves, 25 de noviembre de 2010

25 NOV - Día Internacional de la violencia contra la mujer.

La bestia sigue ahí.
Te sigue sonriendo cuando te lo cruzas por la calle, se sigue tomando una cerveza en el mismo bar donde tú te la tomas, te cuenta un par de chistes, te habla de fútbol, va a su trabajo, lleva a sus niñas a tomar un helado...
Incluso se toma en cualquier velador de la zona un café con su víctima, que es la madre de sus hijos, de sus hijas, que es la persona que decidió una vez, maldita sea la hora, compartir su vida con el animal.
Porque le quería.
Porque cree que le sigue queriendo.
Porque está aterrada.
Porque prefiere las palizas, las bofetadas, los puñetazos, los empujones, los insultos, el desprecio continuo. Porque prefiere que le roben el alma, y la autoestima, al tiro por la espalda, a las cuchilladas asesinas.
Porque prefiere aguantar todo eso antes de que la bestia le ponga una mano encima a la niña.
Pero, a lo mejor, la bestia sigue ahí. Bien considerado socialmente, o a lo mejor ya no tanto. Pero ahí sigue.
¿Hasta cuándo?
Ojalá cuando dentro de un año leas un post parecido a este te sientas orgullosa de poder decir:
“Yo acabé con la bestia”.
Extraido de un "post" de Jesús Alvarado

No hay comentarios:

Publicar un comentario